Saturday, May 2, 2009

Jose Luis Fajardo " Pianista Cubano en Madrid " by Roberto Cazorla


José Luis Fajardo, cubano, pianista, y profesor.
Escrito por Roberto Cazorla / Exclusiva para “LIBRE”
miércoles, 22 de abril de 2009
De mediana estatura. Con un don de palabra envidiable. Proyectando desde todos sus poros una impactante sensibilidad, el Maestro José Luis Fajardo, podría ir por todas las calles, obsequiando fragmentos de talento.
Su sencillez humana, lo sitúa entre los hombres más interesantes que he conocido. Si los triunfos tuvieran corporeidad, sería imposible que pudiera llevarlos encima de sus hombros. Es un señor en toda la extensión de la palabra. Aparte de la leche maternal, mamó educación, clase y saber estar.
Hace unos treinta años, tuve la oportunidad de entrevistar por primera vez para este semanario entonces “El Matancero Libre”. A partir de aquel encuentro, dentro de lo que me han permitido mis compromisos, he seguido su exitosa trayectoria profesional.
José Luis Fajardo Trabanco está capacitado para tocar las veces que desee en las puertas del éxito y siempre le serán abiertas de par en par.
Cuando le comenté por teléfono mi interés de entrevistarlo para “Libre”, se entusiasmó y me dijo que sentía un profundo respeto y admiración por “nuestro” semanario. Me citó en el edificio del Conservatorio Amanier de Madrid, donde imparte clases de piano desde hace varios años.
De dicho centro nos dirigimos a un restaurante a 50 metro en el cual, cuando entró, desde el camarero hasta la dueña, se desvivieron por atenderlo, demostrando el respeto y la admiración que sienten por el Maestro que, como otros artistas geniales, enorgullece nuestro exilio.
Maestro, ¿fue usted un niño prodigio?
“En cierto modo sí. Cuando tenía 3 años y medio tocaba todas las canciones que escuchaba por la radio. Esto impresionó de forma muy rara a mi familia. Mi madre había tocado el piano para complacer a su padre pero en aquella sociedad machista no estaba bien visto que un muchacho tocara el piano. No era muy varonil, decían. Así que, entre eso, y que no encontré un profesor adecuado que me ayudara, me malogré. De aquella etapa conservo un oído muy bueno. Recuerdo en la Academia Valella el mal rato que pasé cuando la esposa del director al verme tocar me dijo: “qué mala impresión me da ver a un macho tocando el piano”. Eso se me quedó grabado para siempre.

UN NIÑO PRODIGIO INCOMPRENDIDO
- Usted nace…
“En Pinar del Rió capital”
¿Cómo logró desarrollar sus aptitudes para la música?
“Comencé en La Habana, en el Seminario del Buen Pastor. Tenía 13 años. Posteriormente, en 1961, a los 15, salí al exilio. Nos fuimos a vivir a Aibonito (Puerto Rico) donde no existía nadie que pudiera darme clases. En 1963, llegué a España e inicié mi carrera en el Seminario de Oviedo. Ello hizo que a partir de entonces, existiera un antes y un después en mi vida, sobre todo artística. En aquel Seminario estuve 5 años, ya que tenía la intención de convertirme en sacerdote. En Oviedo conocí a Miguel Gomis que en poco tiempo me enseñó todo el solfeo que me faltaba y me dijo que tenía que estudiar en Madrid. Debido a mi situación económica, no me resultaba fácil. Pero a base de esfuerzos, lo conseguí, e ingresé en el Real Conservatorio de Madrid con Tomás Andrade de Silva y Teresa Alonso Parada. Ambos me apabullaron todo los conocimientos pianísticos que no había podido obtener. Gracias a ellos, gané todos los primeros premios de entonces. Fue cuando conocí en Madrid a dos pianistas cubanas que de alguna manera me marcaron: Ivette Hernández y Zenaida Manfugás, especialmente la segunda.
Nació y creció en el seno de una familia de grandes músicos, como José Fajardo, creador de la orquesta “Fajardo y sus Estrellas”, Alberto Fajardo (violinista y director de orquesta) y, posteriormente, Gloria Fajardo (Gloria Stefan).
Según los más entendidos en la materia, es usted el pianista que mejor interpreta al Maestro Ernesto Lecuona, ¿qué diría sobre eso?
“Desde la primera vez que ejecuté su música en público, el día de Santa Cecilia de 1963, he sido uno de los pocos pianistas que ha dado a conocer en el mundo la extensa obra del genial compositor de la celebérrima “Siboney” y “Malagueña”, por lo que he recibido varios premios internacionales. He grabado para Radio Nacional de España, la BBC y otras entidades europeas. En estos momentos estoy grabando para la firma “Several Records” la integral para piano de Ernesto Lecuona. Eso de que si soy uno de los mejores, no soy quien debe afirmarlo, pero sí le digo que cuando lo interpreto, lo hago tan visceralmente, que me asusto”.

EN POSESION DE DECENAS DE PREMIOS
Además de las grabaciones mencionadas, Fajardo ha editado varios compactos, entre ellos el doble álbum “Fajardo Plays Lecuona”.
Ha ofrecido conciertos en casi toda Europa y gran parte de Estados Unidos y Latinoamérica. También ha impartido clases magistrales en Nueva York y en varias ciudades españolas.
Está en posesión de decenas de premios, entre ellos, los Premios de Honor Fin de Carrera y Premio de Honor de Virtuosismo, Medalla Lincoln-Martí en Washington, el Primer Premio Casa Viena (Oviedo, España), el “Albéniz Institute Award” de Nueva York, Premio Lecuona del Centro Cubano de España, Medalla de Oro del Canal 11 de televisión en Puerto Rico, etc.
Ingresó por oposición como profesor del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid donde impartió clases durante nueve años y posteriormente fue nombrado profesor del Conservatorio Profesional de Música de Amaniel, donde aún permanece y sin privar al público de sus conciertos, conferencias y charlas, en toda España y parte de Europa.
Pero usted no se especializa solamente en la música de Lecuona.
“No. Suelo interpretar a muchos autores y he ofrecido ciclos sobre Mozart y de música iberoamericana por diversos países participando en festivales como el de La Coruña, en los que he compartido con figuras de talla como Krystian Zimerman, algo que me enorgullece”.
José Luis Fajardo, desde que inició su escalada hacia el éxito, ha sido una figura por la que todos los medios de comunicación se interesan. El 30 de julio de 1994, el diario español “ABC” (el más respetado en este país), le citaba como el mejor intérprete de Lecuona, y el mismo diario el 12 de agosto de aquel año, comentó su recital en San Lorenzo de El Escorial, con un bellísimo artículo titulado: “Lecuona, ante El Escorial”, firmado por Santiago Castelo.

ASESOR DE ALFREDO KRAUS
Por su parte, Guillermo Cabrera Infante en un artículo publicado en el Diario “El país” (Para mí “El Anticristo”) y con fecha del 25 de noviembre de 1995, se refiere a Fajardo como “el más grande intérprete de Ernesto Lecuona”. No lo dice una pata de cerdo, señores, sino el autor de una de las obras más traducidas del mundo, “Tres tristes tigres”.
A los escenarios donde se ha presentado nuestro Maestro, tenemos que añadir los de diversas universidades de prestigio como Hunter Collage y Hoffstra (Nueva York), Universidad de Puerto Rico, Florida Internacional University (Miami), Universidad Autónoma de Madrid, etc.
En 1996 asesoró al tenor Alfredo Graus en la grabación del disco “Siempre en mi corazón”. Está considerado un especialista en la música de los españolea Granados, Falla, Albéniz, etc. Los últimos premios que le han concedido, son el “Fray Francisco de Vitoria”, el Certificado de Reconocimiento de la Academia de Artes, Historia y Arqueología de Puerto Rico y el Premio de la Asociación Puertorriqueña de la UNESCO.
- ¿Cómo un adolescente crece con la música cubana en sus venas?
“Siempre he luchado por mantenerme entrelazo con mis raíces. Mi vida ha sido una obsesión por conseguir todas las partituras de nuestra música. Me las estudio con un amor inenarrable. Ello es parte de mi vida. Siempre conté con la ayuda del Centro Cubano de España, pues su fundador Julio Lobo, me pedía que tocara en las fiestas patrias. Cosa que he seguido haciendo hasta hoy. Era una de las formas maravillosas que tenía para comunicarme con mis compatriotas. A ellos les suelo tocar, además de Lecuona, a Saumell y Cervantes.
¿Además de usted, hay otro pianista cubano en Europa especializado en Lecuona?
“Si lo hay, no lo conozco. De hecho, Armando Orefiche fue el único que dignificó hasta la sublimidad la música popular de Lecuona, y yo me dediqué más a lo clásico. Fuimos los que mantuvimos viva la música de Lecuona en Europa. Desgraciadamente, el Maestro Orefiche ya no está entre tenemos.

SU HIJO MAYOR VIVE EN PUERTO RICO
Nadie puede dudar de que usted es un triunfador total, pero, ¿podría contarme alguna anécdota negativa?
“La decepción que me produjo Gloria Stefan, cuyo abuelo era primo hermano de mi padre, se negó a conocerme. En ningún momento pensé pedirle ni el más mínimo favor, puesto que, gracias a Dios, no lo necesitaba. Incluso le envié el primer disco que yo había grabado, y su marido me lo devolvió. Me pareció de muy mal gusto y de muy poca educación. Siempre me enorgullecí de ser familia suya. La he admirado siempre. Sólo quería conocerla personalmente, ya que siempre he sido muy familiar.
En el Centro Cubano de España, Fajardo ha acompañado a las figuras más rutilantes de nuestra música, entre ellas Miguel de Grandy, Zoraida Marrero, Olga Guillot, Celia Cruz, o Pedrito Rico que, aunque no era cubano, sí lo era de alma.
El próximo 31 de agosto, el Maestro Fajardo se jubila del Conservatorio donde presta su servicio, pero no se jubilará jamás de la música.
“Mientras Dios me dé fuerzas seguiré tocando en público, con mis clases de Apreciación Musical y con algunos alumnos particulares. Será una nueva etapa con mis hijos ya mayores (24 y 29 años respectivamente) y con mis nietos y mi señora. Ardo en deseos de ejercer como abuelo la mayor parte del tiempo”.
Su hijo mayor, casado y con hijos, reside en Puerto Rico, pero está a punto de regresar definitivamente a su España na

3 comments:

raul1623 said...

Querido Jose Luis.
somos Nora y Raul, los padres de Misael, Eliezer y Frambiel (los que tu recojiste en tu casa hace 29 anos cuando salimos de Cuba) Siempre pensamos en ustedes y queremos comunicarnos con tigo o Maribel , mi correo : raul1623@aol.com o mi telefono 1 (203) 367-4275 . o me msndas tu numero de telefono .con carino :
Nora y Raul

Conchita Bouza said...

Acabo de Llamar a Raul ....que al fin logro contactar a Jose Luis Fajardo....el buen cubano que tuvo el buen corazon de darle posada a Nora , Raul, Misael , Eliezer y Frambiel ....

Conchita Bouza said...

Que bello encuentro .